Noticias

[noticias] [bsummary]

Curiosidades

[curiosidades] [bleft]

Mecánica

[partes] [twocolumns]

Videojuegos de coches

[Grand Theft Auto] [bsummary]

Artículos recientes

Averías más frecuentes de un coche

La mecánica de los coches está formada por numerosas piezas, las cuales pueden tener averías y afectar plenamente en el rendimiento de tu vehículo. Por eso, desde Afición Motor, queremos mostrarte las averías más frecuentes, los tipos que existen, como identificarlas y solucionaras de manera sencilla.



TODAS LAS AVERÍAS MECÁNICAS DE UN COCHE QUE DEBES SABER

Un vehículo es una máquina compleja que necesita revisiones mecánicas cada cierto tiempo, es posible que le surja alguna que otra avería, por lo que te recomendamos que tomes nota de todo lo que te explicamos a continuación.

AVERÍAS COSTOSAS

En este campo hay dos tipos de averías en concreto, nos encontramos con las averías costosas y con las averías electrónicas. 

DE INYECTORES, DIÉSEL O GASOLINA

En primer lugar, en el campo de las averías costosas, nos encontramos con la avería de inyectores, diésel o gasolina. Este tipo de avería pasa con una frecuencia de un 5%, más o menos, es decir, no es una avería muy frecuente pero se puede dar el caso de que ocurra, los inyectores son una parte esencial para el sistema de inyección, estos se encargan de repartir la cantidad de combustible que se necesite en casa situación. Estás de suerte, ya que esta avería no pasa con mucha frecuencia, como ya hemos explicado antes, pero su reparación mecánica es de gran coste. 

¿CÓMO PREVENIR UN FALLO MECÁNICO DE LOS INYECTORES?

Si los inyectores de tu vehículo se encuentran en un mal estado, empezarás a notar unos pequeños tirones durante las marchas, también cabe la posibilidad de que tu coche se detenga y desprenda alguno que otro olor no muy frecuente. Si esto ocurre, toma nota de las siguientes prevenciones:

- Utiliza aditivos limpia-inyectores, con preferencia para los coches diésel, estos aditivos evitan que se acumulen cualquier tipo de impurezas y obstrucciones, su precio esta entre los 15 euros y te puede durar hasta los 100.000 Km de distancia. 

- Desaloja la gasolinera si un camión cisterna se encuentra recargando los depósitos de la gasolinera, se removerán posos y todas las impurezas que produzca serán filtradas.

- Cambia el filtro de combustible, te recomendamos que hagas este proceso cada 30.000 Km de recorrido, el precio de este cambio está en unos 30 euros. 

- No apures el depósito hasta el final, en el fondo se encuentran todas las impurezas generadas al repostar gasolina.

La reparación de este tipo de avería ronda los 250 euros, de ahí, su fama de ser tan cara.

CORREA DE DISTRIBUCIÓN ROTA

Este fallo mecánico es bastante común aunque no lo creas, hoy en día muchas personas siguen comprando y vendiendo vehículos de segunda y más manos, al comprar un vehículo de segunda mano, el comprador se fía de lo que el vendedor le dice. No siempre todo está también como lo pintan en anuncio, por ello, si vas a comprar un vehículo de segunda mano, te recomendamos hacerle un completo seguimiento, antes y después de comprarlo, ya que en este caso, es la correa de distribución la que suele fallar y su coste de reparación es beneficioso para el mecánico que la repare, no para ti. El precio está en unos 300 euros. 

¿CÓMO DETECTAR SI MI CORREA DE DISTRIBUCIÓN ESTÁ GASTADA?

Si estos síntomas son los producido por tu coche debes acudir a un taller enfocado a la mecánica en el menor tiempo posible:

- El tipo de humo que el vehículo expulsa por el tubo de escape es considerablemente excesivo. 

- El coche arranca con gran dificultad pero tiene un gran kilometraje. 

- La misma correa tiene un aspecto grietoso, seco, no tiene la tensión adecuada y los dientes no están posición uniforme. 

- Durante la conducción el motor produce vibraciones y temblores notables. 

AVERÍA DE LA JUNTA DE CULATA

Sin esta parte, el motor no podría funcionar con un normal y correcto funcionamiento. La culata no es una parte que se deba cambiar en caso de avería, sino que debe ser cambiada en una situación de deterioro notable. 
Las causas más comunes por las que se puede dañar esta parte se debe a, sobrecalentamiento del motor, pérdidas de agua o refrigerante y un mal ajuste de la culata. Para que esta parte lleve un funcionamiento correcto debe estar perfecta y correctamente ajustada con el bloque motor, de forma que esta no el mínimo de elasticidad. En el caso de que esta parte este ajustada de manera errónea a lo normal, no absorbería la dilatación que producen la culata y el bloque a altas temperaturas, a su vez, haciendo que la junta, en este caso, reciba constantes impactos y los gases de combustión sobresalgan por el cilindro, el desenlace de esto, sería la producción de quemaduras. 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UNA JUNTA DE CULATA EN MAL ESTADO? 

- Notables pérdidas de fuerza y rendimiento.
- Altos consumos del agua y aceite.
- Expulsión de humo blanco por el tubo de escape.
- Verdaderas dificultades para el arrancado de motor.
- Bastante presíón en el sistema de refrigeración.
- Pérdidas notables del líquido refrigerante. 
- Sobrecalentamiento del motor. 

AVERÍA DE LA CENTRALITA DEL MOTOR

La centralita del motor es la parte encargada de gestionar todo tipos de aspectos relacionados con el correcto funcionamiento del motor y a su vez, analiza la información recabada por todos los tipos de sensores electrónicos de los que dispone el motor del coche.

Las averías de esta parte suelen ser de una gran complejidad y por tanto, acarrean unos grandes costes económicos

Sobre todo, en esta parte son tres las averías más frecuentes que son producidas, son la sobrecarga de tensión, agua en el interior y la producción de vibraciones, sobrecalentamiento y deterioro. 

- Sobrecarga de tensión:
  Cuando esto ocurre, principalmente se debe a una sobrecarga eléctrica de gran magnitud que está         relacionada de forma directa con un cortocircuito en alguno de sus elementos.

- Agua situada en el interior:
  Obligatoriamente y bajo ningún concepto puede caber la posibilidad de la entrada de agua en un             módulo de control, ya que este se dañaría de a gran escala y debería pasar a ser sustituido por otra       pieza nueva inmediatamente. 

- Vibraciones, sobrecalentamiento y deterioro:
  En cuanto a las vibraciones, son producidas debido a una instalación errónea, el sobrecalentamiento y   el deterioro de todas las partes de un módulo de control, son causadas con frecuencias y producen       averías, sin embargo, este tipo de averías producidas son actualmente reparables, y por ello, su coste     se reduciría respecto a otros tipos de precio analizados antes.

AVERÍA EN EL ÁRBOL DE LEVAS

Estamos ante un componente de una importancia mecánica increíble, ya que es una pieza vital para el sistema de distribución del coche. Este, tiene como función controlar el accionamiento de las válvulas de admisión y escape, todo este proceso, es posible mediante un eje de movimiento de tipo rotativo, este, impulsa las levas y pone en marcha la temperatura y el cierre de dichas válvulas mediante un sistema compuesto de muelles. 

Te recomendamos que tengas mucho mimo con este tipo de componente, debes lubricarlo correctamente, ya que los apoyos y los rodamientos podrían desgastarse. Esto pasa por la realización de Km con un bajo nivel de aceite o por un falo en concreto de la válvula encargada de propulsar el aceite 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UN FALLO MECÁNICO EN EL ÁRBOL DE LEVAS?


Si partimos de la base de que nuestro coche no arranca con facilidad o normalidad, puede que se deba principalmente al árbol de levas, ya que puede darse la posibilidad de que esté gripado y por tanto, deba ser sustituido por otro componente nuevo. Si consigues notar con tiempo este fallo en el árbol de levas, ahorrarás en el ámbito económico y quitarás un trabajo muy laborioso al taller mecánico de confianza. Para saber de esta mala condición de esta parto solamente debes parte a supervisar las señales que hace tu coche:

- Ruidos característicos:
  Estos sonidos pueden ir unidos con un mal ajuste de los engranajes o un desgaste muy excesivo de los   casquillos que estén afectando al funcionamiento normal del árbol de levas. Si este problema aumenta     su magnitud de manera que el automóvil pierda potencia, podríamos estar ante un problema de             gripaje del motor. 

- Sonidos irritantes:
  Estos son indicaciones que el coche da cuando el árbol de levas está al borde del gripaje, por ello, te       recomendamos comprobar el estado de los apoyos por si alguno estuviera defectuoso, en el caso de     que esté defectuoso, se debe por la causa de estos ruidos. Incluso, puede ser que que alguna leva esté   rota si el rendimiento del motor disminuye progresivamente.


Averías más frecuentes de un coche

AVERÍAS ELECTRÓNICAS

Este tipo de avería influye en el campo y ámbito de la electrónica. 

SISTEMA ELECTRÓNICO

Un coche tiene una gran cantidad de piezas y partes que están constituidas por la electricidad, por ello, el sistema electrónico de un auto es un elemento fundamental en la composición del vehículo, ya que es el encargado de gestionar todas las funciones eléctricas del vehículo.

La UCE se encarga de absorber la información de los sensores electrónicos que se encuentran instalados en el automóvil, así, se determina el funcionamiento que deberá aplicarse a otros elementos mediante la conexión de unas piezas llamadas actuadores.

¿QUÉ AVERÍAS SE PUEDEN PRODUCIR EN EL SISTEMA DE CONTROL?


Fallo de la UCE:
  Si produce un fallo en este elemento hará imposible el arrancado del vehículo, normalmente cuando se   produce un fallo en este elemento se debe a la desprogramación de un programa en especial. 

  Te recomendamos su inmediata sustitución, pero te advertimos de que se trata de una pieza un tanto     cara, depende del tipo de modelo y de vehículo que tengas, esa pieza costará de 600 euros para             arriba. 

- Fallos en los actuadores del sistema:
  Normalmente, cuando se produce un fallo en algún actuador, seguidamente, se produzca una pérdida     de potencia, sin embargo, todo esto depende del tipo y del lugar del actuador, ya que depende de esos   criterios la potencia es más o menos notable.

- Fallos en los sensores del sistema:
  Las averías mecánicas que se produzcan en los sensores del sistema, quieren decir, deficiencia en el     motor, llegando incluso a dejarlo inutilizable.
  Al igual que los actuadores, el coste de reparación de estos sensores se deberá al tipo de sensor del       que se trate, también, de su localización.


Avería en el motor de un coche



Desde Afición Motor, esperamos que te haya servido de ayuda para la ampliación de tus conocimientos enfocados a la mecánica y a todas las averías mecánicas de un coche que debes tener saber.




No hay comentarios: